SALUD TOTAL: ¿Por qué es importante hacer ejercicio?

La Actividad Física en la Vida del Hombre.

Si me lo permiten, me gustaría hilar este tercer artículo con los dos anteriores, en los cuales hemos mencionado algunos aspectos en relación a la actividad física y la apariencia física, que no es lo mismo pero que en muchas ocasiones están estrechamente relacionados.
Comenzaré a hablar de algo que recientemente leí de uno de los fisiólogos mas destacados en el campo de la investigación de la medicina física o del deporte, se trata del profesor y maestro Carlos Saavedra, de origen chileno, quien cuenta con un extensa carrera en el área de la investigación enfocada en la fisiología del ejercicio.

Algo que me encanta del profesor Saavedra, es la relación que establece entre las enfermedades y la actividad física, lo que ha señalado claramente desde hace ya varios años, y no es sino hasta reciente la época reciente, un asunto que ha comenzado a llamar más y más la atención no sólo de la comunidad científica y médica, sino también del publico en general.

Trataré de transmitir de manera sencilla su punto de vista, mismo que debo decir, comparto en casi en un 100%, ya que a lo largo de mi vida he experimentado en carne propia los beneficios de una vida físicamente activa, además de haber visto también cambios importantes en amigos, familiares y pacientes, por lo que considero que todas estas investigaciones deben de tener mucha, si no es que toda la razón.
Como de costumbre para comenzar a hablar de estos temas, debemos de retroceder un poco en el tiempo, a un momento cumbre en la escala evolutiva de la vida en donde los tejidos se fueron agrupando, mejor dicho, algunas células individuales (primeras formas de vida) se reunieron para sobrevivir de mejor forma o más fácilmente en grupo, las cuales fueron progresivamente adquiriendo mayor complejidad hasta formar tejidos, posteriormente órganos y al final formas complejas de vida en donde diversos tipos de tejido y órganos confluyen y se asocian para lograr un mejor aprovechamiento de los nutrientes y poder tener una mayor expectativa de vida.

Todo esto se puede constatar a nivel genético ya que, precisamente es en el núcleo de cada célula en donde se encuentra codificada toda la información de nuestro origen, lo que se conoce como material genético o código genético. Una forma natural de conservar la información de todas las especies vivas que habitan este planeta. Dicha información no es particular del homo sapiens, sino de todos los seres vivos, con quienes compartimos mucho de este material, por ejemplo con otros mamíferos, a tal grado que, sólo una muy pequeña cantidad de este material nos hace diferentes a otras especies muy parecidas a nosotros (homínidos), así como a otros mamíferos.

Bueno, el tema es que nuestro organismo, al igual que el de nuestros familiares (más cercanos), evolucionó con un solo objetivo, sobrevivir, ¿cómo?; principalmente huyendo del peligro y buscando incesablemente alimento y agua, al igual que lo hacen otras especies salvajes, buscando o recolectando lo que la naturaleza ofrecía en el momento. La caza era una forma obligada de subsistir y de buscar diariamente la manera de nutrirnos. Esta práctica aunque pareciera imposible de pensar, aun es posible de poder estudiar en algunos grupos de personas o tribus, que por alguna extraña razón quedaron aislados del resto de la civilización moderna.

Todo esto nos remonta a la era denominada paleolítica o lo que es lo mismo que la edad de piedra (antigua), periodo en el que el hombre subsistía gracias a la utilización de herramientas hechas de piedra como cuchillos o puntas de lanza. También se conoce a esta era (hace ya más de 2 millones de años), como la era que da impulso a un constante avance en donde el hombre fue perfeccionando cada vez más sus herramientas hasta llegar a la edad de bronce o época en que los metales fueron la principal materia para la formación de herramientas o de utensilios.

Pues bien si comparamos esas épocas con la actual, hay una clara diferencia y aunque prácticamente todo ha cambiado, desde las herramientas, la tecnología, la ciencia, la política, la economía y las formas de producción, genéticamente hablando no ha existido ningún cambio que ayude al hombre a adaptarse a la falta o carencia de actividad física. El consumo de alimentos, también se ha modificadoha cambiado ya que ahora todos son ricos en energía (glucosa, grasa o proteínas) y están disponibles a cualquier hora y durante todo el año. Quizá lo único que ha ayudado al hombre haa aumentaro su expectativa de vida sohan sido la invención de antibióticos y la generación de vacunas artificiales que ayudan al sistema inmunológico del cuerpo, pero fuera de esto, hoy en día prácticamente todo lo que comemos, ha sido procesado o fue alterado de su forma original con la finalidad de preservarlo por más tiempo, mejorar su aspecto o sabor o encarecerlo para hacer negocio.

Todo lo anterior sones a groso modo, los cambios que han prevalecido para hoy en día tener todos los problemas médicos que atañen a la sociedad del planeta entero, si bien hay culturas y sociedades con menos arraigo a la comida occidental, la tendencia es mundial y hoy por hoy prevalece el sobrepeso, la obesidad, el sedentarismo y un consumo de alimentos desmedido. Como señala el profesor Saavedra, hoy en día el negocio de los alimentos rápidos ha crecido tanto que al hacer una llamada telefónica estos llegan más rápido a casa que la misma policía o los servicios de emergencias.

Comenta el profesor Saavedra, que ante todo lo ya mencionado, el enemigo del hombre no son estrictamente los alimentos, sino es la falta de ejercicio, ya que en la actualidad es común ver a personas delgadas y que son sedentarias, sufrir las mismas enfermedades que los obesos, y también es común ver a obesos que practican mucho ejercicio sanos. Un buen ejemplo de que los alimentos pueden pasar a un segundo plano en cuanto a tomarlos como el villano número 1, son los atletas de alto rendimiento o alto desempeño. A estos atletas se les permite comer casi todo, de hecho en encuestas practicadas a este grupo de personas más del 70% de los atletas se alimentan de comida chatarra y su ingesta calórica puede ir de las 3500 a las 6000 calorías o más al día, y sin embargo no tiene ningún problema de salud.

Efectivamente, la única diferencia es que ellos practican actividad física durante prácticamente todo el día (al mendos 8 horas al día), que esson en promedio el número de horas que la gran mayoría de nosotros permanecemos sentados durante todo el día, si no es que en un mayor número de horas.

En múltiples estudios a nivel mundial, se ha podido demostrar que las personas sedentarias pierden masa muscular, la cual hoy en día es considerada como un órgano que regula muchas funciones fisiológicas en el organismo y que al estar por debajo de cierto nivel hace que el consumo de la energía almacenada en forma de grasa, no sea utilizada de manera adecuada como energía. Comenta el profesor Saavedra, que las mitocondrias, órganos presentes en las células del cuerpo y que juegan un importante papel en la producción de energía, están severamente disminuidas en las personas sedentarias con lo que van acumulando cada vez más grasa y después la utilización de la misma como fuente de energía se ve deteriorada, con lo que se genera un ciclo vicioso.

Por el contrario las personas que son físicamente activas, contienen en sus células altas cantidades de mitocondrias con lo que su metabolismo para con las grasas es acelerado, es decir utilizan de forma más efectiva la producción de energía a expensas de la grasa con lo que son sujetos aque regularn o controlarn de manera mucho más favorable su grasa corporal o tienden a tener menor porcentaje en sus tejidos.
Con estos ejemplos, se demuestra de manera sencilla la importancias del ejercicio en la vida de todas las personas ya que hablamos no sólo de mantener una figura atlética y fuerte, sino también de librarnos de las principales enfermedades que aquejan al hombre en la época actual, y que están estrechamente ligadas al aumento de masa grasa y afecciones en hígado, páncreas, riñones, corazón, articulaciones, etc., etc. Los estudios son mucho más profundos de un gran detalle, no sólo en seres humanos, sino también en animales en experimentación como ratas, cuyos, conejos o champeases .

Podríamos continuar hablando mucho acerca del tema, pero el hecho es de que las pruebas son irrefutables, todo ser humano requiere realizar, independiente mente de su edad, actividad física suficiente y de intensidad variable, desde una simple caminata y paseo ciclista recreativo, hasta realizar repeticiones que lleven a generar un esfuerzo cardiovascular sostenido que lleve al sujeto a mantener una frecuencia cardiaca máxima (para su edad y sexo) entre un 60% y 80% durante al menos 30 a 50 minutos al día. Comenta el profesor Saavedra, de manera ingeniosachusca, que después de un tiempo de que una persona sacó todos los días a caminar al perro, después depasados unos meses el único verdaderamente beneficiado ha sido el perro y no la persona.

El rango comentado, es uno de los más aceptados a nivel mundial, sin ser muy técnicos o específicos en el tema y tratando de dar un consejo general. Claro que si habláramos de un atleta amateur o bien de desempeño moderado a alto, la técnica es diferente y se requiere de un seguimiento y cuidado por un grupo multidisciplinario de expertos para llevarlo a desarrollar su máximo potencial de la forma segura y sana.
¿Y tú has pensado en comenzar una actividad física que sea realmente efectiva?
¡Pues que esperas!, hay que comenzar de forma progresiva hasta que seas capaz de ir sumando tiempo efectivo de ejercicio con la intensidad ya comentada. Te recomendamos, antes de comenzar puedas practicarte algunos estudios de laboratorio o Check up médico, como una medida preventiva y para anticipar cualquier riesgo, sobre todo si tienes sobrepeso u obesidad. Si tus estudios están dentro de parámetros aceptables, lo siguiente es poder cuantificar tu progreso mediante el registro de tu peso, estatura, masa muscular y masa grasa, lo cual deberá de ser de medido de forma periódica (cada 15 días o cada mes).

Para esto te recomendamos asesorarte con el área médica de tu empresa así como con el área de nutrición para que en conjunto puedan llevar un seguimiento adecuado, seguro y sano y de esta forma  puedas monitorear tu progreso.
No olvides que el ejercicio es la mejor medicina ancestral que puedes encontrar, todos necesitamos regresar un poco a nuestros orígenes si es que nos interesa preservar lo más valioso que un ser humano puede poseer en algún momento de su vida, la salud.

Autor: Dr. Raúl Iñiguez C.